Drones para Topografía

Drones para Topografía

En la actualidad los vehículos aéreos no tripulados (drones) se han convertido en una herramienta indispensable y complementaria para la realización de levantamientos topográficos. Una de sus principales ventajas es la rapidez con la que se puede realizar un levantamiento lo cual se traduce como un ahorro significativo de costos de personal en campo. Otra de las ventajas es el detalle que puede obtenerse con los drones, ya que no sólo se generan puntos, además se puede obtener un ortomosaico, una nube de puntos densa, entre otras cosas. Una de las ventajas de mayor relevancia es la seguridad, ya que el dron disminuye el riesgo de los operadores en campo.

Cabe mencionar, que para realizar cualquier levantamiento fotogramétrico es necesaria la colocación de puntos de apoyo y control terrestre, que normalmente son obtenidos a través de sistemas GNSS conocidos más comúnmente como GPS, pero de eso estaremos hablando en otro artículo.

Para poder hablar de los drones más adecuados, recordemos que se dividen en dos grades categorías de acuerdo a su funcionamiento y forma de vuelo; multirrotores y de ala fija. Los drones multirrotores son más versátiles y flexibles, pueden permanecer inmóviles en un sitio a diferencia de los ala fija que siempre se encuentran en movimiento. Los drones multirrotores pueden despegar y aterrizar en espacios limitados mientras que los ala fija requieren de grandes extensiones sobre todo para el aterrizaje. Los drones de ala fija pueden cubrir mayores superficies ya que su autonomía (tiempo de vuelo) suele ser mayor que la de los drones multirrotores. Una de las principales ventajas de los mutirrotores es que cuentan con un estabilizador o “gimbal” que permite mantener la cámara fija aun cuando el dron sea movido por factores externos como ráfagas de viento ligeras.

Como ya mencionamos en nuestro artículo de “Como hacer topografía con drones”, en realidad el término adecuado es Fotogrametría (si quieres saber más sobre este tema, haz clic aquí). A continuación te explicamos cuales son los equipos más utilizados y aceptados por la comunidad profesional que realiza levantamientos fotogramétricos con drones en México. 


​Phantom 4 PRO
Es uno de los drones multirrotores más utilizados en México para levantamientos fotogramétricos ya que la capacidad de la cámara de 20 megapixeles es mucho mejor respecto a sus antecesores, permitiendo de esta manera realizar vuelos de mayor precisión, logrando alcanzar 2 cm de tamaño de pixel. Dentro de sus características se encuentra una autonomía de 30 minutos así como múltiples sensores para detección de obstáculos en 5 direcciones y un sistema anticolisión en 4 direcciones. Se considera ideal para proyectos de pequeña y media escala.
​Phantom 4 RTK
Aunque aún no se comercializa en México la solución completa que incluye el dron Phantom 4 RTK y la base D-RTK 2 o estación móvil receptora GNSS, promete ser la solución ideal para el flujo de trabajo de levantamiento fotogramétrico de precisión. Se espera que a finales de este año ya se encuentre a la venta en México.

​eBee RTK

El eBee es un dron de ala fija que puede alcanzar una cobertura de 220 Ha a una altura de 120 m (límite permitido por la DGAC en México). Su autonomía es de 59 minutos gracias a su diseño ligero ya que tiene un peso de 1.1 kg (con cámara y batería incluidos) La cámara que porta es una SensFly S.O.D.A de 20 megapíxeles especial para fotogrametría. Se considera ideal para cubrir grandes distancias.

A pesar de que el eBee es uno de los drones de ala fija de mayor popularidad, existen muchos en el mercado, desarrollados por instituciones así como empresas privadas, que pueden cumplir con las características necesarias para realizar un levantamiento fotogramétrico. 

​Wingtra
El WingtraOne es un avión no tripulado de ala fija que ha sido diseñado específicamente para aplicaciones de levantamiento a larga distancia.
A diferencia de la mayoría de los drones de ala fija, el Wingtra puede despegar verticalmente como un multirrotor. Esto elimina la necesidad de lanzar la aeronave a mano o usar catapultas, y permite ser despegado aún en áreas de despegue confinadas.

Cuenta con una cámara de 42 megapixeles y tiene una capacidad de tiempo de vuelo de 55 minutos, se considera ideal para cubrir grandes distancias.

Se debe tener en cuenta que la planeación correcta del vuelo, con los parámetros adecuados de elevación, recubrimiento estereoscópico, velocidad de vuelo así como la correcta colocación y procesamiento de los puntos de control terrestre, determinarán el éxito del levantamiento. Recordamos que no es el dron, es el procesamiento especializado de la información lo que hace la diferencia.